Andaba por aquí… “Desayunos en Sevilla”

Hoy quiero probar una sección nueva en el blog, se llama “Andaba por aquí…” con la que pretendo crear mis propias guías, rutas, conjuntos de recomendaciones sobre bares, ocio, naturaleza, etc. Serán post que poco a poco se irán actualizando en sí mismos, mejorando,  ampliando y aceptando todas las aportaciones de los lectores. ¡Espero que os guste!

Cabecera-post-desayuno

En esta sección concreta quiero compartir con vosotros lo que hasta día de hoy son los bares de desayuno que mas me gustan en Sevilla. Hay mas, pero bueno, son los que recuerdo (o me ha dado tiempo a escribir) ahora mismo ;).

 

La Entrañable: desayuno

entranable-triana

Dirección: Calle Callao, 5. 41010. Sevilla (Ver mapa)

Redes: Web / Twitter / Facebook / Instagram / Pinterest / Google+ / Yelp

¿Porqué me gusta?: Primero porque está en un rinconcito de la Calle Castilla muy característico, en el giro de C/San Jorge y C/Callao, pero sobretodo por la calidad del pan, la materia prima para las tostadas, el buen jamón, y el agradable trato con los clientes. No es excesivamente grande, pero suficiente como para sentarte en una esquina tranquilo y disfrutar de cafe, tostada y algo para leer.

 

El Faro de Triana

Dirección: Puente de Isabel II

Redes: Web / Twitter / Facebook / Instagram / Pinterest / Google+

¿Porqué me gusta?: Sin duda lo interesante y a destacar de este famoso enclave sevillano, es la ubicación, en pleno “Puente de Triana”, no hay mas, entra, pide “una de la casa” (mollete jamón y tomate, y cafe), y disfruta de las privilegiadas vistas que tiene del Río Guadalquivir.

Piola

Dirección: Alameda de Hércules, 57. (Ver mapa)

Redes: Web / Twitter / Facebook / Instagram / Pinterest / Google+

¿Porqué me gusta?: Yo con este bar tengo un cariño especial. Hubo una época en la que hubo muchos desayunos de domingo, y de fin de semana en general disfrutando del sol en plena plaza de la Alameda. Algo que me hizo adepto sin duda fue esa cestita de mimbre en la barra con todas las variedades de pan (pan de centeno, andaluza, integral, de semillas, viena, mollete, etc), y que no había casi petición que ellos no pudieran satisfacer. Los camareros, al menos en su momento, encantadores, jovencillos, y muy serviciales.

Taquilla

Dirección: Calle Adriano, 34. (Ver mapa)

Redes: Web / Twitter / Facebook / Instagram / Pinterest / Google+

¿Porqué me gusta?: Familia, herencia, tradición, barrio del Arenal, trato… son muchas de las palabras que me vienen cada vez que hablo sobre el Bar Taquilla. Como vecino del barrio, han sido innumerables las comidas y desayunos que he disfrutado en este rinconcito tan taurino de la Calle Adriano. Lo que mas me gusta de los desayunos aquí es llegar, dar los buenos días, y sentarme en una mesita baja al fondo a escuchar la gente entrar, y los camareros dando conversación. Obviamente los temas de conversación suelen rondar el fútbol, los toros, algo de política (de los que soy poco aficionado), pero da gusto ver como esa familia (padre e hijos) saben tratar al cliente, escucharlo, darle conversación, con un trato cercano. Uno sale de allí siempre con buena sonrisa para aguantar cualquier mañana.

Sevillanía

Dirección: Calle José de Velilla, 14. (Ver mapa)

Redes: Web / Twitter / Facebook / Instagram / Pinterest / Google+

¿Porqué me gusta?: Desde que fundé mi empresa (junto con mi socio Jaime Aranda), workINcompany, en la calle Rioja hace ya mas de 3 años, pero sobretodo, desde que dejé la ingeniería para dedicarme de lleno al negocio, el bar Sevillanía se ha convertido en el punto obligado de desayunos, comidas, cafés. El clásico camarero súper hombre que es capaz de tomar 15 comandas  de memoria, servir otras tantos e ir cobrando los totales de otras. Es de esos sitios que te gustan ya solo por el hecho de ir llegando y escuchar la voz de Antonio a lo lejos diciendo “jefe, entera de pavo con tomate y cafe con leche, ¿no?”, y con un guiñito de ojos le confirmas que si. Podrá haber muchas técnicas y libros para educarnos en las buenas prácticas de satisfacción al cliente, pero nada es equiparable a la fidelidad que consiguen estos cracks con detalles tan pequeños. Siempre con predisposición, si hay despiste se corrige al segundo, y nunca vas a tener una espera de mas de 2 min para tener en tu mesa el desayuno recién puesto. No será el sitio mas bonito o con mas variedad de desayuno, pero para mi tiene un 10!.

Las Niñas

Dirección: Calle Tarifa, 4. (Ver mapa)

Redes: Web / Twitter / Facebook / Instagram / Pinterest / Google+

¿Porqué me gusta?: Junto con el anterior, este se ha convertido en uno de mis asiduos. Primero por los motivos ya comentados, la cercanía a mi negocio, y en general la súper buena ubicación junto a la Campana y Plaza del Duque. Destaco 3 detalles de este sitio: aunque no es el bar con diseño mas cuidado si tienes suerte de desayunar en la mesa que está junto a la cristalera de la calle, casi que te sientes en una de esas cafeterías a pie de calle viendo coche y personas pasando. Me encanta la variedad de panes que tienen, se salen del clásico mollete o andaluza. Pero lo mejor sin duda es el trato de las dos chicas que lo llevan, muy simpáticas, efectivas y que te avisan con un “guapetón, tu tostada” cuando está listo el desayuno…. así da gusto!

El Colmado

Dirección: Plaza Ponce de León, 5. (Ver mapa)

Redes: Web / Twitter / Facebook / Instagram / Pinterest / Google+

¿Porqué me gusta?: Este fue mi descubrimiento más reciente gracias a la recomendación de mi compi Jaime Aranda, le pregunté por algún sitio diferente de desayunos, con variedad, poco habitual y me envió a este escondido lugar. Cuando entré lo primero que me veo es un bar mínimo, con mucha decoración, luz cálida (muy buen ambiente en invierno), y una buena pizarra que pone “desayunos del día”… ya la cosa apuntaba maneras!. Pero cuando me dieron esa carta de variedad de desayunos, entonces es cuando me salió una lagrimilla de emoción en mis “adentros” me salió “pero, ¿¿dónde habías estado todo este tiempo??…”, je je. Me pedí un buen cafe con leche y un mollete completo de carne mechada y tomate. Es entonces cuando ya me dieron la última sorpresa, me esperaba un mollete, pues eso, con mechada y tomate sin mas, y no, no fue así, me pusieron por delante un buen plato con mini tostaditas con tomate a modo de pan tumaca con orégano y otras con carne mechada y su aceitito, todo muy cuidado. Resultado, me ha encantado, el sitio, el servicio, y por supuesto los desayunos.

 

No comments yet.

Deja un comentario