Mi Vía Tolosana (Camino de Arlés – GR 653): Etapa 7 Oloron Sainte Marie – Sarrance

Cuando os digo que el GPX Viewer ha sido mi gran compañero en el camino y el que me ha sacado de algún que otro despiste, no lo digo por decir, eso si, se que huimos de la tecnología en este tipo de escapadas, pero si la llevas, al menos aprovéchala, y sobretodo, mírala de vez en cuando, porque en caso contrario te pasará como a mi…un excelente día y etapa por delante, desayuno de campeones a una hora oportuna con la compañía de Niguel, a las 9.00 ya caminando, una buena charla con el australiano que tan gentilmente me acompañaba un buen rato hasta comenzar a andar solo (él se quedaba, volvía a Montpellier a dejar el triciclo, y volver nuevamente andando, si si, alucinante), relajado, mirando al campo, las nubes, sonriente, tan tan disperso que ando, ando, y ando siguiendo las marcas rojas-blancas, que es al cabo de una hora y media cuando me da por observar que el sol estaba a un lado no acostumbrado, normalmente, en mi camino, si el sol en la mañana esta tras de mi, es que voy en buena linea, pero me percato de que lo tengo a mi derecha, miro el programita, jeje, efectivamente Alberto, bien hecho, estaba siguiendo la ruta GR 78, que no la GR 653, pues confluían en Oloron, regalo del día!, 3 kms hacia el norte de regalillo, mas los 3 de vuelta, y una escalinata con mas de 5000 peldaños (bueno, serían 300, pero para mi como si fueran 5000)…bien!, finalmente empezaba mi etapa a las 12 del mediodía, con sol, pero con buen humor, siempre con buen humor, porque es lo bueno de hacer este tipo de camino en esta época del año, que me puedo permitir no tener que salir a las 6 am para coger sitio en el siguiente albergue.

20131012-112244.jpg

20131012-112306.jpg

Minutos después, ya en vereda, me encuentro a mi compañera del día anterior, Anuke, había pasado la noche en uno de esos maravillosos bosques metida en su magnífica tienda, y andaba descansando y secando un poco sus accesorios. Nos despedíamos sin saber que sería nuestro último encuentro.

20131012-112439.jpg

Mi objetivo inicial era realizar la etapa Oloron Ste Marie – Bedous, 28.60 kms, que añadiendo los 6-7 de regalo en la mañana, convertían la etapa en algo densa, teniendo en cuenta que no era precisamente una etapa llana y sencilla. Pasé andando sin pausa el pueblo de Eysus con su preciosa iglesia, para adentrarme en el “Bois du Soueil”, muy bonito, espectacular como siempre, pero para la rodilla una pequeña tortura, así que hice mi primera parada estratégica en Lurbe – Saint-Christau, un gran acierto, en un banco de madera frente a un prado lleno de unas vacas que parecían muy mimadas, colocadas para generar el escenario del perfecto almuerzo. Ya el paisaje definitivamente había cambiado de aspecto, estaba en las verdaderas faldas del Pirinero Francés, aún en la región de Aquitania, alucinando a cada paso, casi ni me percataba de mis molestias, de verdad me sentía un afortunado al estar caminando por esos pueblos, aldeas, paisajes, montañas, solo, todo para mi y mis ojos. Recuperado, me sentía fuerte, y comencé mi marcha con Bedous en la cabeza, pero no imaginaba que tendría que cruzar 3 bosques mas, “Bois de Serrelongue”, “Bois de la Pène d’Escot” y “Bois d’Isson”, increíbles, con el Río d’Aspe siempre a mi lado, que marcaba la fuerte linea divisoria del Valle de Aspe, conectando el Pirineo Francés con el Aragonés. Como agua de Mayo, a mi paso casi sin pausa por un pueblo llamado Escot, entraba a una asociación de la compañía de “Marie” en la que un amable hombre me ofrecía un vaso de vino, de zumo, además de llenarme la cantimplora 2 veces, fue breve, pero curioso, una aldeita pequeña, pero con firma propia, y decorativos que daban mucho color y personalidad. Es entonces cuando alcanzaría Sarrance, aún a casi 10 kms de mi objetivo, agotado, y con el pensamiento de una buena ducha y un colchón donde dormir, decidí llamar a la puerta del refugio-monasterio de peregrinos, me abrió la puerta el simpático cura de Sarrance, y allí me quedé, mañana sería otro día.

20131012-112544.jpg

20131012-112651.jpg

Pero aquí no termina la jornada, lo mejor estaba por llegar. No estaba solo en ese monasterio, es entonces cuando conozco a Alexander, procedente de Rio d Janeiro (Brasil), y en peregrinaje ya mas de 3 meses y con casi 1700 kms a sus espaldas. Comenzó su andanza en Roma, viviendo parte de la “Vía Francígena“, desviando su camino a la parte central francesa de Le Puy, punto desde el el que comienza uno de los caminos de Santiago por Francia mas representativos para los Franceses, por su historia, los pueblos, las preciosas catedrales (creo que estará dentro de mis opciones para el siguiente camino sin duda), para llegar a Lourdes, otro de los enclaves donde peregrinos, creyentes, devotos, se congregan para pedir orar sus plegarias. Retomaría, tras estos desvíos, su camino de Arles, parando en Sarrance, donde se encontraría con un sevillano como yo. ¿Sabéis?, era lo único que me faltaba en el camino, una charla de horas con una botella de vino y generosa porción de Foie, en este caso, en un escenario como ese y con un personaje de tal calibre. Alex me supera bastante en edad, pero las horas se pasaban sin mirar el reloj, hablamos del camino, sus experiencias, las mías, la vida, y porque no, de los problemillas también, repito, es la magia del Camino, tan solo en 2 horas eres capaz de ser totalmente transparente con alguien hasta el momento desconocido.

Al día siguiente cada uno iría por su lado, pero con el objetivo acordado de encontrarnos en Urdos, último pueblo habitable antes de alcanzar nuestra peculiar cima subiendo casi 1000 m de altitud, el Puerto de Somport.

El camino está hecho, se han superado las expectativas (si es que existían), a descansar que mañana es el penúltimo gran día!.

20131012-112743.jpg

Un Comentario

  1. mama 12 octubre, 2013 a las 12:09 pm #

    Enhorabuena!!!! Espero hayas encontrado lo que buscabas.
    Miles de besos y abrazos de tu mas fiel seguidora

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies